13

Croquetas de pollo con bebida de avena

Creo que hay pocas cosas tan socorridas para una cenita que tener unas croquetas caseras congeladas para sacar en cualquier momento. ¿Hay algo más marujista que esto?

Además, las croquetas de pollo tienen muchas ventajas: a los peques les gustan y las pueden manejar fácilmente con sus manitas (algo que buscamos quienes practicamos el BLW), son ideales para aprovechar el pollo que nos ha sobrado cuando hacemos pollo asado o caldo de pollo y verdura, y no podemos negar que están buenísimas. Por supuesto, las croquetas caseras nada tienen que ver con las congeladas, éstas las hacemos con amor y con mimo. ¿Os apetece probar?

¿Qué necesitamos?

Para la masa:

5 cucharadas soperas de harina (suelo utilizar harina de trigo pero si preferís otro tipo seguro que quedan estupendas)

1/4 de pollo (aprox.) que nos haya sobrado al hacerlo asado o si queremos podemos aprovechar el de un caldo de verdura y pollo

700 ml. de bebida de avena (podéis emplear cualquier bebida vegetal; para mi gusto la de avena es la que mejor queda)

1 cebolla

Sal al gusto

Para rebozar:

2 huevos batidos

Pan rallado

¿Cómo lo hacemos?

Primero, picamos la cebolla en trozos pequeñitos y la ponemos a pochar muy despacio en una sartén amplia. Yo siempre uso una especie de wok que me chifla y que lo mismo vale para hacer arroz que unas patatas fritas.

Mientras la cebolla se va haciendo, preparamos el pollo. Lo desmenuzamos, mirando bien que no quede ningún hueso, ni piel. En cuanto la cebolla esté en su punto lo incorporamos.

Lo mezclamos todo bien y añadimos un poquito de sal. Removemos durante unos minutos para que se mezclen bien la cebolla y el pollo. Reservamos.

A continuamos nos ponemos manos a la obra con la bechamel. En una olla, cazo o sartén (como os arregléis mejor) ponemos un poco de aceite. Cuando esté caliente, incorporamos la harina (de esta forma las croquetas no sabrán a harina cruda), removemos bien, y vamos añadiendo muy poco a poco la bebida de avena sin parar de remover. Mejor hacedlo con unas varillas, os será más fácil. Tendremos que estar un buen rato removiendo hasta que la bechamel se vaya espesando. Si os quedan muchos grumos podéis usar el truco de la batidora para que quede perfecta.

Cuando la bechamel esté lista, incorporamos el pollo y la cebolla que habíamos reservado. Removemos y cuando la masa se separe bien del fondo estará lista. La sacamos y la dejamos en una fuente bien tapada con papel film para que no se reseque.

Yo dejo reposar la masa un día entero en la nevera, así coge la consistencia ideal para poder después manejarla.

Ya estamos casi a punto de terminar. En un plato llano ponemos pan rallado y en uno hondo batimos dos huevos. Sacamos la masa de la nevera y empezamos la fiesta de la croqueta. Primero, con una cuchara grande cogemos una porción de masa, le damos forma de croqueta con la mano y la pasamos por el huevo batido y después por el pan. Y vamos reservando.

croquetasCon estas cantidades salen más o menos 25 / 28 croquetas, depende del tamaño que os guste saldrán más o menos.

Congelamos las que no vayamos a gastar en ese momento y el resto las freímos cuando el aceite esté bien calentito. ¡Y listo!

Hay que decir que son trabajosas de hacer pero… ¡merece la pena!

Venga, ¿quién se anima a hacerlas?

Diana Oliver

Diana Oliver

13 comentarios

  1. Todavía no hemos dado en casa con una leche vegetal que nos guste para beber, pero hemos probado la de avena como propones y han salido unas croquetas riquísimas. Eso sí, no sé si será por la avena o porque poché la cebolla mucho y muy despacito, que tienen un regustillo dulce dulce de lo más original 🙂 Mañana se las damos a probar al bichito; sin sal, claro está 😀

    • ¡Hola Enrique! Sí, quedan con un toque dulce muy rico 🙂 A nosotroso nos encantan. También las hacemos con gambas y geniales. ¿No os gustan las bebidas vegetales solas? Por aquí acabamos de probar la de coco y está buenísima. Almendras y coco son nuestras favoritas. Y la de soja para el té. Es cierto que arroz y avena para beber solas sin más pueden resultar más “pesadas”.

      • Bueno, si admitimos la horchata como bebida vegetal, a mí me pirra, jajaja. Probamos la de almendra después de nacer el bichito por un poco de anemia de la mamá, pero no nos hizo mucha gracia, y las de soja y avena parece que tampoco. Habrá que seguir probando, aunque igual es que somos demasiado aficionados a la leche de vaca y de cabra y no podemos evitar compararlas…

        • Jeje… la horchata ya son palabras mayores 🙂 La verdad es que el concepto es diferente. Si os gusta el té o el Roiboos os animo a probarlo con un poco de cualquier bebida vegetal (excepto horchata, aunque pensándolo bien lo mismo está bueno). Al principio las tomaba con algarroba en polvo pero me gustan más solas 🙂

  2. Yo tengo un hijo alérgico a las proteínas de la leche de vaca y también al huevo, por lo que sustituyendo el huevo esta receta me va a venir muy bien. Estoy deseando probar a hacerla!! Un beso

    • Oh! Mara tiene IPLV y no paro de pensar en cómo hacer cositas ricas que pueda probar y, por supuesto, podamos comer el resto. Rico, fácil y para todos. Mmmm…

  3. Bueeeeno! la de tiempo que hacía que no me pasaba por aquí y me encuentro esto! podría alimentarme única y exclusivamente de croquetas. Hasta tal punto me gustan que ni gourmet ni nada, me valen las del restaurante de más categoría o las congeladas (sólo recuerdo haber comido unas croquetas malas en toda mi vida, hace poco además, pero mi mente ha borrado dónde fue… un mecanismo de defensa, imagino XD)
    Voy a probarlas con la leche de avena a ver qué tal.

  4. CO-CRETAS !!!!! Pero que cosa más rica. En cuento pueda pienso hacerlas y ya te contaré! Gracias por la receta! Feliz jueves!

    • Haciéndolas así, moviendo con fuerza, en círculos, no te pueden quedar grumos. Ya verás! 😀

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Diana Oliver + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web Marujismo.com + info